Episodio CCXI – La corrupción de los contratos (Parte II)

24 de junio de 2019

Introducción

Hoy la cosa se puso peluda (maldito corrector).  En realidad, lo que ocurrió y está por pasar en las próximas semanas, tiene su origen hace mucho tiempo.  Toda acción tiene una consecuencia.  Parece que hay gente que se cree que son intocables y piensan que eso no los va a afectar nunca.  Pueden hacer lo que le de la gana y nadie los va a tocar.  Suerte a Dios que existe un día detrás del otro y de la misma forma que se ven ascender, de esa misma forma se escocotan.

Pues eso es lo que querían, eso es lo que van a tener.

La fábula de los escorpiones

Hace muchas lunas atrás, un grupo de lombrices escogieron a un bebé Escorpión para que los guiara a un lugar seguro.  El Bebé Escorpión no había nada en su vida.  Había picado par de veces pero fuera de eso, no había hecho mucho porque era mantenido por Papá Escorpión.  Pero después de todo, las lombrices eran lombrices y se dejaron llevar por estribillos llamativos como; “Lombriz, ahora es”, entre otras.

Reunió un gran grupo de lombrices que, aunque no creían en él, los llevó a pensar que podían hacer muchas cosas buenas juntos por la colonia.  Después, fue escogido para dirigir los destinos de la colonia.  Así que pueden imaginarse lo que ocurrió luego.

Lo primero fue que los pequeños escorpiones que lo acompañaban vieron la oportunidad de beneficiarse de las lombrices, y así lo hicieron.  Hubo lombrices que protegieron a los escorpiones.  Hubo reuniones de escorpiones en los que se aseguraban que Bebé Escorpión podía gobernar a las lombrices.  Era un banquete total, y nadie podía hacer nada.

Luego, cuando ya gobernaba a las lombrices, Bebé Escorpión escogió a las sabandijas que lo iban a acompañar en esa gestión.  Su problema era que eran escorpiones y no conocían las necesidades de las lombrices.  Su selección fue débil porque ninguno de los escorpiones sentía lo que sentían las lombrices.  No conocían el diario vivir de las lombrices y a mitad de camino, muchos de los elegidos salieron porque estaban enfermos, tenían que cuidar a su familia de escorpiones o porque querían ser mejores escorpiones en el futuro.

Aunque la percepción de las lombrices era que los escorpiones se preocupaban por ellas, eso no era así.  La realidad era que Bebé Escorpión estaba promoviendo el bienestar y el futuro de sus amigos escorpiones.

Pero eso era lo querían, eso fue lo que tuvieron.

Para terminar de complicar la cosa, los escorpiones querían aliarse con las serpientes boas del norte y su líder, el Gran Boerto.  En un principio, Boerto y Bebé Escorpión se llevaban de maravilla.  Pero, después de los grandes vientos e inundaciones que casi destruyen el hábitat de las lombrices, Boerto acusó a Bebé de malgastar los recursos que tenían y que no los estaban utilizando para las lombrices.  Los acusó de beneficiar a unas aves de rapiña y no hacer lo que tenían que hacer con la ayuda que les enviaba.  Las relaciones entre Escorpión y Boerto cada vez eran peores.  Y con razón.

Boerto envió a todas las serpientes investigadoras a la colonia.  Ahí encontraron varios escorpiones “moldios” que le informaron de las actividades de los relacionados a Bebé Escorpión.  Y lo que encontraron no fue bueno, excepto para Boerto, que se relamia de gusto porque tenía la razón.  Eso era bueno para él, pero malo para las lombrices porque las otras colonias de lombrices los veían como una colonia incompetente.

Pero eso querían, eso tienen.

Cual es el final de la historia?  Eso lo sabremos en los próximos días.  Y como dijo ese gran prócer; “Lo mejor esta por venir.

Eso querías, eso tienes.

Eso querían, eso tienen.

Si te gusta este escrito, compártelo con tus amigos en todas las plataformas habidas y por haber.  Puedes decirle a tus contactos que existe la página www.esoqueriasesotienes.com para que lean y opinen sobre las cosas que pasan en este país.  Si estas en Facebook, la página se llama ESO QUERÍAS, ESO TIENES, y accedes por el botón “USAR APP”.  Te puedes suscribir y dar comentarios sobre los temas discutidos.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.