ESO QUERIAS, ESO TIENES… EPISODIO I 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018 Introducción: Cuando una persona comienza a escribir, es difícil dejarlo. Eso me pasó cuando concluí la primera fase de Las Crónicas de María. Bueno, se supone que para el 15 de diciembre de 2017 todo iba a estar espectacular. Noventa y cinco por ciento de la población iba a tener techo, luz y agua y eso no pasó. Después decidí continuarlas hasta el 25 de marzo de 2018, pero todavía había un desbarajuste. Por último, hice la serie de La Secuela, que concluyó en el día de ayer, 20 de septiembre. En esta nueva fase, voy a cambiar el formato de lo que les escribo. Quizás no le escriba todos los días, pero al menos dos veces por semana. O sea, que voy a tener mucho material concentrado y tendré días fijos para la publicación, así que vamos a ver como les gusta o les disgusta. En esa parte, como me pasó con Las Crónicas, hubo gente que les gustaba y a otros que no. Creo que mis niveles de sarcasmo eran variables y pues no mucha gente podía entenderlo. Algunos pensaran que estoy “jarto de odio” contra el gobierno actual, y eso no es correcto. Bueno, hay una excepción, el inepto con suerte secretario del DTOP. Los otros bestias con falda y corbata que lo están haciendo es fastidiando la pita con las cosas que hacen, esos lo que dan es pena. ¿Son ineptos? Sí. ¿No saben transmitir lo que hacen? Sí. ¿Son caros con co**nes y no hacen nada maravilloso que justifique su sueldo? Eso es correcto. Pero no se quejen, por eso ustedes votaron en noviembre 2016. Eso querían, eso tienen. Vamos al mambo. Erase una vez un individuo de voz potente y presencia fuerte. El muchacho estaba en una posición acomodada dentro de la mayor institución educativa de un Macondo cualquiera, no sé si por sus méritos o porque tenía muchos amigos que lo llevaron a donde estaba. Independientemente, el muchacho aprendió mucho y para pagar favores de quienes lo llevaron a donde lo llevaron, llevó a su redil a un muchachito, con bagaje de realeza, con el que se identificaba por su potente voz. Ese muchachito, con voz de macharran fue contratado por su vasto conocimiento científico. Trabajaba con la madre de las células. En realidad, no hizo mucho para la institución en lo educativo ni en lo investigativo, pero aún así, le dieron una posición acomodada para la cual no estaba capacitado. Pero perdón, no recordaba que sí hizo una aportación espectacular a la academia de Macondo. Y esa aportación fue un escrito que no tenia nada que ver en nada de lo que estaba trabajando en la institución. Pero como a su jefe, que era amigo de los amigos del macharran, pues no hizo nada. No le importó ni le interesó y no se contabilizó el beneficio que dio ese escrito a la academia. Años después, el macharran con beneficios obtuvo, gracias a las limitaciones intelectuales de un grupo de personas, una posición mejor dentro de la sociedad. Y como un buen “amigo del alma”, le dio una posición muy SALUDable. No tan buena paga como otros, cuyas funciones son más destructivas que constructivas, pero que tienen un conocimiento bestial, según ellos. Nada que ningún hijo de vecino pueda hacer. Sin embargo, desde el principio de sus funciones, como el resto de la humanidad, no ha demostrado nada extraordinario. Empezando que no supo bregar con una epidemia de influenza en su primer año. Murieron par de personas, pero eso no importa. Eso fue un daño colateral. Pero eso no fue lo peor. Y ahora vamos a la realidad de la vida. Vino María. Y en esas primeras semanas, este señor era participante y huésped del COE Resort. Se montó en helicópteros para atender la emergencia. Nadie esta diciendo que no hizo un trabajo, porque lo hizo. Sin embargo, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. En el tiempo presente, en la mañana de hoy el secretario de salud hace una conferencia de prensa con el alcalde de este pueblo de sana administración como lo es Toa Baja y tuvo un momento de amnesia selectiva. No sé si es fue porque tuvo una memoria de niño debido a que sus acompañantes fueron los conductores de un programa de niños de los ochenta y noventa. El payaso dijo las palabras mágicas y le borró la memoria. El pasado año admitió que había problemas con el conteo de muertos y ahora dijo que él como secretario no tenia responsabilidad. ¿En serio, loco? Lo confrontaron con lo que había dicho y se molestó. Hizo un “pipebomb” y se fue. Eso es un buen ejemplo de un servidor público. ¿Qué tan difícil es para esta administración es aceptar que se cometieron errores? El único que he visto que lo hace, pero no hace nada para remediarlo es Ricky. El resto de la gente a quien tiene a cargo son tan prepotentes que se creen extraterrestres. Hay que orar con ellos. Pero nada, yo quiero ser como el “amigo de todos”, Abel Nazario. Este acusado a nivel federal de violar leyes del trabajo porque les solicitaba trabajo voluntario a sus empleados y cobraba esas horas voluntarias de los programas que pagaban a esos empleados, pero no las pagaba para adelante. ¡Que mamey! Pero como es un Barney cualquiera, pues entonces, mucha gente lo va a ayudar en al menos CIEN actividades que se están organizando para pagar los honorarios de abogados dirigidos a su defensa. Lo que hacen las conexiones políticas. Tú me das, yo te doy y jugamos a las cambias cuando sea necesario. La política es una soberana mi**da. Y los políticos aportan a eso. Van hasta donde El Guitarreño a hacer estupideces. Pueblo estúpido, sigue estúpidos. (Tiro el micrófono y me voy)

ESO QUERIAS, ESO TIENES… EPISODIO I 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018 Introducción: Cuando una persona comienza a escribir, es difícil … Continue reading ESO QUERIAS, ESO TIENES… EPISODIO I 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018 Introducción: Cuando una persona comienza a escribir, es difícil dejarlo. Eso me pasó cuando concluí la primera fase de Las Crónicas de María. Bueno, se supone que para el 15 de diciembre de 2017 todo iba a estar espectacular. Noventa y cinco por ciento de la población iba a tener techo, luz y agua y eso no pasó. Después decidí continuarlas hasta el 25 de marzo de 2018, pero todavía había un desbarajuste. Por último, hice la serie de La Secuela, que concluyó en el día de ayer, 20 de septiembre. En esta nueva fase, voy a cambiar el formato de lo que les escribo. Quizás no le escriba todos los días, pero al menos dos veces por semana. O sea, que voy a tener mucho material concentrado y tendré días fijos para la publicación, así que vamos a ver como les gusta o les disgusta. En esa parte, como me pasó con Las Crónicas, hubo gente que les gustaba y a otros que no. Creo que mis niveles de sarcasmo eran variables y pues no mucha gente podía entenderlo. Algunos pensaran que estoy “jarto de odio” contra el gobierno actual, y eso no es correcto. Bueno, hay una excepción, el inepto con suerte secretario del DTOP. Los otros bestias con falda y corbata que lo están haciendo es fastidiando la pita con las cosas que hacen, esos lo que dan es pena. ¿Son ineptos? Sí. ¿No saben transmitir lo que hacen? Sí. ¿Son caros con co**nes y no hacen nada maravilloso que justifique su sueldo? Eso es correcto. Pero no se quejen, por eso ustedes votaron en noviembre 2016. Eso querían, eso tienen. Vamos al mambo. Erase una vez un individuo de voz potente y presencia fuerte. El muchacho estaba en una posición acomodada dentro de la mayor institución educativa de un Macondo cualquiera, no sé si por sus méritos o porque tenía muchos amigos que lo llevaron a donde estaba. Independientemente, el muchacho aprendió mucho y para pagar favores de quienes lo llevaron a donde lo llevaron, llevó a su redil a un muchachito, con bagaje de realeza, con el que se identificaba por su potente voz. Ese muchachito, con voz de macharran fue contratado por su vasto conocimiento científico. Trabajaba con la madre de las células. En realidad, no hizo mucho para la institución en lo educativo ni en lo investigativo, pero aún así, le dieron una posición acomodada para la cual no estaba capacitado. Pero perdón, no recordaba que sí hizo una aportación espectacular a la academia de Macondo. Y esa aportación fue un escrito que no tenia nada que ver en nada de lo que estaba trabajando en la institución. Pero como a su jefe, que era amigo de los amigos del macharran, pues no hizo nada. No le importó ni le interesó y no se contabilizó el beneficio que dio ese escrito a la academia. Años después, el macharran con beneficios obtuvo, gracias a las limitaciones intelectuales de un grupo de personas, una posición mejor dentro de la sociedad. Y como un buen “amigo del alma”, le dio una posición muy SALUDable. No tan buena paga como otros, cuyas funciones son más destructivas que constructivas, pero que tienen un conocimiento bestial, según ellos. Nada que ningún hijo de vecino pueda hacer. Sin embargo, desde el principio de sus funciones, como el resto de la humanidad, no ha demostrado nada extraordinario. Empezando que no supo bregar con una epidemia de influenza en su primer año. Murieron par de personas, pero eso no importa. Eso fue un daño colateral. Pero eso no fue lo peor. Y ahora vamos a la realidad de la vida. Vino María. Y en esas primeras semanas, este señor era participante y huésped del COE Resort. Se montó en helicópteros para atender la emergencia. Nadie esta diciendo que no hizo un trabajo, porque lo hizo. Sin embargo, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. En el tiempo presente, en la mañana de hoy el secretario de salud hace una conferencia de prensa con el alcalde de este pueblo de sana administración como lo es Toa Baja y tuvo un momento de amnesia selectiva. No sé si es fue porque tuvo una memoria de niño debido a que sus acompañantes fueron los conductores de un programa de niños de los ochenta y noventa. El payaso dijo las palabras mágicas y le borró la memoria. El pasado año admitió que había problemas con el conteo de muertos y ahora dijo que él como secretario no tenia responsabilidad. ¿En serio, loco? Lo confrontaron con lo que había dicho y se molestó. Hizo un “pipebomb” y se fue. Eso es un buen ejemplo de un servidor público. ¿Qué tan difícil es para esta administración es aceptar que se cometieron errores? El único que he visto que lo hace, pero no hace nada para remediarlo es Ricky. El resto de la gente a quien tiene a cargo son tan prepotentes que se creen extraterrestres. Hay que orar con ellos. Pero nada, yo quiero ser como el “amigo de todos”, Abel Nazario. Este acusado a nivel federal de violar leyes del trabajo porque les solicitaba trabajo voluntario a sus empleados y cobraba esas horas voluntarias de los programas que pagaban a esos empleados, pero no las pagaba para adelante. ¡Que mamey! Pero como es un Barney cualquiera, pues entonces, mucha gente lo va a ayudar en al menos CIEN actividades que se están organizando para pagar los honorarios de abogados dirigidos a su defensa. Lo que hacen las conexiones políticas. Tú me das, yo te doy y jugamos a las cambias cuando sea necesario. La política es una soberana mi**da. Y los políticos aportan a eso. Van hasta donde El Guitarreño a hacer estupideces. Pueblo estúpido, sigue estúpidos. (Tiro el micrófono y me voy)