Episodio CXLIII – Actividades extremas

23 DE MARZO DE 2019

Introducción

Par de días atrás escribí una nota al hermano Johnny, presidente de la cámara de representantes de Puerto Rico.  El que la leyó, la leyó y sabe las cosas que se le dijo.  Lo bueno es que existe un día después del otro y las cosas, o se aclaran, o las enredan aún más de lo que están.  En su caso, pues resulta ser que tuvo que admitir que mintió cuando dijo que no conocía que su sobrino era parte de su escolta.

¡Excelente ejemplo, “hombre de Dios”!  El mentir es pecado, por si no te habías enterado.  Pero como eso es requisito para ser político, pues entonces dijo que no veía nada malo en contratar a su sobrino y por casualidad, pagarle más de $41,000 en horas extra.  Quizás sea legal, pero es inmoral, y usted, señor, fue electo con el voto moral y fundamentalista religioso de este país.  ¡Qué mamey!  Así no se puede pedir la estadidad.

Votantes del área este de la isla, eso querían, eso tienen y como son las cosas, lo van a seguir teniendo por muchos años.

El trabajo extremo de ser primera dama

Hablando de horas extra y gastos de seguridad pagadas por nuestras contribuciones a seres de la monarquía política de Puerto Rico, tenemos que la primera dama necesitó seguridad en la “emergencia” de María en la que se incurrió unos tristes $75,000.  Señores y señoras, no es que mal entiendan, si hubo una emergencia, pero quien menos la sufrió fue la primera dama o el gobernador.

Es más, si hacían lo que tenían que hacer, ese gasto no era ni necesario.  Pero como son las cosas en este país, pues entonces buscan cualquier excusa para justificar su vida de realeza.  Para ser honestos, y pensándolo bien, esos gastos si eran necesarios.  A continuación, le detallo tres o cuatro instancias que, si nos podemos a analizar, justifican ese gasto:

  • En esa época la primera dama estaba embarazada.  Como Ricky estaba tan ocupado, pues entonces necesitaban policías que pudieran estar disponibles para buscar los pepinillos con chocolate que ella solicitara.
  • Su trabajo en la corporación “sin fines de lucro” Unidos por Puerto Rico.  Esa gente no salía del Choliseo, pagaban $11,000 de renta y se querían dedicar a reconstruir parques.
  • Cuando se daba las trillitas en los helicópteros, las escoltas la esperaban a donde fuera.
  • Hablando de los helicópteros, tenia que mantener escoltas que estuvieran pendientes de Kid Ricky para que no se atreviera a montar ciertas “miembras” de su gabinete en el helicóptero donde él fuera.
  • Lo dicho anteriormente, pues tenia que tener escoltas en ambos helicópteros por si acaso fuerzas terroristas fueran a tumbarlos con galones de agua, baterías y otros artículos de primera necesidad.
  • También necesitaba quien fuera a comprar la leche, los pañales y las toallitas húmedas para el nuevo miembro de la familia.  Que suerte tiene Ricky que no tuvo que hacer esas cosas (aunque no estoy seguro si sabe hacerlas).  No le cambiaron el apellido; Ricky Leche, Ricky Pampers, Ricky Chubs, entre otros.

Posteriormente, sus actividades extremas incluyen ser promotora de conciertos de “reguetón” y otras actividades sociales.  Por lo menos hay unos beneficiados, que son los animalitos que, gracias a ella, tienen más derechos que muchos humanos.  Y el mundo animal lo sabe.  Nos damos cuenta cuando uno encuentra en la calle cerdos caminando lo más campantes, como el rinoceronte de la película “Jumanji” original.

Para terminar, el gobe dice que su administración ha incurrido en menos gastos de escoltas que otras administraciones.  Pero no dio números.  Le preguntaron al Super Pesquera si sabía cuanto habían gastado en escoltas y el muy malcriado contesto con una “pachotá”.  Cuando no hay argumentos para sustentar una contestación, pues entonces las faltas de respeto florecen.

De lo que es la princesa Keleher y este señor, prueban que mientras más cobran, menos educación tienen.  Super Pesquera le faltó el respeto al periodista, Ricky le ríe las gracias y no hace nada.  Le faltó el respeto al periodista, la secretaria de justicia acusada y que no esta bien parada, le ríe las gracias y no hace nada.  Los pendejos que estaban detrás de él en ese podio en la conferencia de prensa le rieron las gracias y no hicieron nada.  La prepotencia es una cosa espectacular.

A la gente de Puerto Rico, le encanta que le falten el respeto y no dicen ni pío.

Pues eso querían, eso tienen.

Si te gusta este escrito, compártelo con tus amigos en todas las plataformas habidas y por haber.  Puedes decirles a tus contactos que existe la página www.esoqueriasesotienes.com para que lean y opinen sobre las cosas que pasan en este país.  Si estas en Facebook, la página se llama ESO QUERÍAS, ESO TIENES, y accedes por el botón “USAR APP“.  Te puedes suscribir y dar comentarios sobre los temas discutidos. s

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.