Episodio CLXXXI – Estimado Bernier

8 DE MAYO DE 2019

Introducción

¿Alguien en su sano juicio se metería en la política?  Para hacer eso hay que estar a punto de tomar medicamentos para la salud mental porque eso no es de persona cuerda.  ¿Vale la pena entrar a la política?  No.  ¿Los que van para esas funciones, van a hacer algo que beneficie el país?  Quizás, no sin antes tomar un beneficio sobre de las conexiones que obtengan.  Pero si es una persona que se respete, pues no creo que eso ocurra.  ¡La política apesta!

Estando claro, dije la política, no el servicio público.  El problema es que últimamente, los que ocupan esas posiciones piensan que una cosa es sinónimo de la otra, cuando no es así.  Son dos cosas muy distintas.  Al no diferenciarlas, pues entonces pasan las cosas que nos están pasando.  Por eso estamos como estamos.

Pues eso querías, eso tienes.

Estimado Bernier

El tema de la última semana ha sido las encuestas.  No tengo la más mínima intención de discutirlas porque en realidad, son un chiste.  Los más eruditos van a decir que son instrumentos de medición, pero cuando la medición la analizan de forma rara, extraña y descontrolada, pues entonces fallan de ser serias.  ¿Qué se puede esperar cuando uno de los implicados considera que tiene el apoyo del pueblo, cuando la mayoría de los encuestados lo consideran un incompetente?  Por eso estamos como estamos.

Pero eso querías, eso tienes.

Siempre hay un rompe curvas en los exámenes, encuestas o en cualquier otro método de evaluación.  La situación es la siguiente; ¿qué ganan los encuestadores y medios de comunicación que auspician esos estudios en manipular los resultados?  ¿Por qué tienen que implicar a gente que no está en la política desde que fueron abandonados al final de las elecciones del 2016?  ¿Cuál es el propósito de sacar a una persona, que esta tranquilamente arreglando dientes y muelas, para reintroducirla en la política partidista de este país?

Ahora David Bernier es la jodienda humana que va a salvar al partido rojo y al pueblo de Puerto Rico del declive al que está destinado.  Que se sepa, él no ha dicho nada, pero como quiera lo meten ahí.  Un consejo, estimado Bernier, QUEDATE DONDE ESTAS.  No se te ocurra postularte de nuevo.  Después de todo, hay par de cositas que tienes que recordar y que van a ayudar a decidir que quedarte en tu casa es mejor.

Por ejemplo, el partido te dejó con una deuda espectacular.  La hiciste tuya, la tienes que pagar.  Ya sea por la mala fe de la gente que estuvo contigo en esa papeleta o ya sea por cuestiones de “buena administración” o combinación de ambas o ninguna de las anteriores.  Son varios cientos de miles de dólares, que representan par de extracciones y puentes que tienes que trabajar en los próximos veinte años.  Para pagarlo, estas cerca de los acuerdos estúpidos que hacen los del gobierno con los de la junta para pagarle a los bonistas.  Nada, ese es el precio de meterte en la política.

Eso querías, eso tienes.

También tienes un pequeño problema, estimado Bernier.  Mucha de la gente que tenias en la campaña estaban contigo con el veintiúnico propósito de hacerse de billetes.  No llegaron al poder, y par de la gente que estuvo contigo están presos.  Llegas a ganar tendrías el mismo problema de Kid Ricky, cuyo gabinete se desboronó en menos de dos años.  Debe ser incómodo para ti, porque se ve que eres buena persona, que par de lacras se hayan adherido a ti para esa intención.  Tenías que cuidarte.

Así que con una deuda brutal y con la estructura del partido rojo que no te quiere mucho, pues entonces, estimado Bernier, te repito el consejo; QUEDATE EN TU CASA.  ¡Hazme caso, coño!  Deséales suerte y acaba de mandar a las pailas del infierno a quienes te dieron de codo cuando los necesitaste.  Y si no te has dado cuenta, si tuvieras alguna oportunidad real de ganar, va a haber instrumentos locales y federales que van a hacer todo lo posible para que no llegues.  Como montarle un caso a alguien cercano en el partido.  ¿Recuerdas?

Estimado Bernier, tus hijos te necesitan más que este país.  La política apesta y no eres la clase de tipo que te debes embarrar en ese lodazal.  Déjale eso a los Georgie Navarro y a las Evelyn Vázquez de la vida.  Lo triste es que, por desgracia y por pensar como pienso, pues vamos a estar gobernados por mediocres y corruptos.  Y viendo ese patético escenario, estimado Bernier, ¿en realidad vale la pena?

Estimado Bernier, a los medios le encanta farandulear y ahora tú eres el que vendes.  Cuando tu nombre puede sacar dinero, pues entonces te van a llevar a las estrellas.  Pero te usan y cuando no te pueden exprimir más, te mandan al carajo.

Como eso no es lo que quieres, quédate en tu casa.

Si te gusta este escrito, puedes darle “LIKE” en uno de los botones de abajo.  Te puedes suscribir a ambas páginas, en Facebook Eso Querías, Eso Tienes y en WordPress, donde tienes que registrarte con tu correo electrónico.  Le puedes indicar a tus amigos y conocidos sobre la página www.esoqueriasesotienes.com.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.