Episodio CCXIV – Mi Universidad…

28 de junio de 2019

Introducción

Hoy como dice un buen amigo, es viernes de no me importa.  Pues no pensaba redactar nada.  Mis neuronas están agotadas.  Pero ocurrió un suceso espectacular que nos importa lo que pase en este Puerto Rico.  Y no tiene que ver con el nuevo “tweet” de “perse” de Rauli o de la no comparecencia de su padre al departamento de “justicia” local.  Siempre hay algo que sobresale y hay que celebrar.

Eso quieren, eso van a tener.

La Yupi…

Esta tarde, después de muchos, pero muchos meses de incertidumbre, la agencia reguladora de la educación a nivel nacional, la Middle States, sacó de la probatoria a los once recintos de la Universidad de Puerto Rico.  En hora buena, carajo.  En un proceso donde todos los involucrados cometieron errores, ya sea a propósito o por brutalidad, se vio la luz al final del túnel.

Desde la administración del hermano de Agapo, donde se probó a la saciedad que el concepto de la “autonomía universitaria” es una mierda, igual que la “independencia” de ciertas profesiones, la Universidad estaba teniendo problemas con los procesos de acreditación.  Pero la cosa se agravó con la llegada de Ricky a la Fortaleza.  Resumo, por si no recuerdan.

Nuestro querido gobernador tiene un problema con nuestra Universidad, pienso yo que la razón es porque tuvo la oportunidad de desarrollarse profesionalmente y probarse como académico, y no dio el grado dentro de la institución.  Dicho sea de paso, nadie puede decir que no aprovechó su estadía en la institución.  Lo único que hizo fue publicar un libro que no tenía que ver nada con su campo de estudio.  Nada más y nada menos que el tema era “La estadidad”.  ¡Wow!  Pero sabía claramente lo que estaba haciendo.  Ya había entrado en campaña.  ¡Alabalo que vive!

Obviamente, en ese tiempo hubo mucha gente molesta porque llevaban años tratando de publicar trabajos de investigación y de otros temas educativos y vino este “nene de papá” y le pasó por encima a todo el mundo.  No tan sólo en la publicación, si no también en otros asuntos docentes de la institución universitaria.  Quien tiene padrinos se bautiza.  Esa era la ventaja de ser hijo del Mesías católico protestante.  Después, pues terminó en el refugio “universitario” azul, donde fue profesor de promedio. ¿Recuerdan el pequeño asunto del plagio de una de sus publicaciones?  Y con ese trasfondo lo elegimos gobernador.  Por eso estamos como estamos.

Eso querian, eso tienen.

Salió electo y nombró una junta universitaria que no cumplía en nada con los principios de “autonomía”.  Políticos de carrera y algunas personas que no les interesaba en nada el bienestar de la universidad.  Pero no se le puede culpar porque eso mismo lo han hecho todos.  Acomodan a par de mediocres con título para que se sientan realizados.  Llega a ser por ellos, no tendríamos Universidad del estado y si una privada promedio glorificada. 

Después busco un presidente.  Dicho sea de paso, es un contratista como Keleher y Pesquera.  Todo porque no puede cobrar lo que dice el reglamento universitario.  Lo trajeron con bombos y platillos porque era la jodienda humana.  En realidad, no ha demostrado mucho pero, al menos, bajo su “mandato” la universidad salió de la probatoria.  Por lo menos algo bueno.  Eso si, el “académico” es comemierda como él solo.  Eso de la ceremonia de investidura le quedó feo dado al estado fiscal de la institución.

La Universidad tiene muchos enemigos.  El gobernador, su misma junta de gobierno, la junta fiscal y, porqué no, muchos estudiantes, profesores y no docentes.  Un “analisto” de radio, con su cabellera radiante, cada vez que tiene oportunidad, le cae encima.  Dice que es su opinión para mejorarla, pero en realidad es la espinita que tiene porque no llegó a tener una posición de más prestigio, algo así como rector de la escuela de derecho.  ¡Saludos al aceite!

Este año hay que trabajar con $86 millones menos.  Ni Ricky ni la JCF pelearon ni se ofrecieron a disminuir esa reducción.  Dicen que la quieren hacer más eficiente, pero ya aumentaron los costos de matrícula, par de cuotas, están cobrando estacionamientos y quitaron las residencias de estudiantes de Río Piedras.  Los empleados ahora no tienen exención para estudiar, ni sus hijos, ni los deportistas,ni los que hacen alguna labor importante para el funcionamiento de los recintos.  Sólo los ayudantes de cátedra se salvaron.  Menos calidad de servicio, pero más costoso.

Eso querían, eso tienen.

Lo único que espero es que los mamalones que están en esas funciones de administración de los once recintos aprendan.  Son políticos, eso es lo malo.  Pero deben aprender de los errores del pasado como, por ejemplo, Plaza Universitaria y Crece 21.  Aunque de esos casos también aprendimos que se puede robar con cojones y no hay consecuencias si eres un pillo intelectual de corbata, sin ningún tipo de ética y moral.  Esa es la moraleja del día.  Por eso estamos como estamos.

Pero eso queríamos, eso tenemos.

Si te gusta este escrito, compártelo con tus amigos en todas las plataformas habidas y por haber.  Puedes decirle a tus contactos que existe la página www.esoqueriasesotienes.com para que lean y opinen sobre las cosas que pasan en este país.  Si estas en Facebook, la página se llama ESO QUERÍAS, ESO TIENES, y accedes por el botón “USAR APP”.  Te puedes suscribir y dar comentarios sobre los temas discutidos.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.