Episodio CCLXIII (263) – Y volvió a temblar (Y la tierra tembló – Parte II)

29 de septiembre de 2019

Introducción

Y no tembló una noche, tembló dos noches seguidas.  Y después de noche.  Eso quiere decir que, de ocurrir un evento telúrico de gran magnitud, va a hacer que salgan varios y varias, en pelotas a la calle.  Desde que ocurrió el primer temblor el lunes en la noche, todas las réplicas han ocurrido después de las ocho de la noche.

Han pasado ciento un años desde el último terremoto de grandes proporciones.  En esa época el evento subsiguiente aún se llamaba maremoto.  Ahora lo llaman tsunami.  Pero sigue siendo la misma cosa.  Hay que estar preparados porque en el momento menos esperado, va a venir un 8 en la escala Ritchter y nos va a mandar a la prehistoria.

Eso no lo queremos ni pensar.

Muerte al chota

El presidente de la “gran” nación americana tiene un “mogollal” interesante.  Primero, él piensa que la administración gubernamental es igual a la administración de sus negocios privados, muchos de los cuales se han ido a la quiebra.  No estoy diciendo que tomar principios y preceptos de la administración privada para aplicarlos a la pública es malo.  Es más, deberían hacerlo más a menudo en relación a lo que es la supervisión de personal y de procedimientos.  Pero él lo esta haciendo por el camino equivocado.

Lo esta haciendo por el camino de las trampas que se hacen en la empresa privada para fastidiar a la competencia.  El capitalismo en su máxima expresión.  Mientras yo este bien, el resto del mundo que se joda.  El propósito principal del sistema es ganar a toda costa, no importa a quien me tenga que llevar por el frente.  Eso Trump lo hace muy bien.  Por eso esta donde esta.  Por eso los ciudadanos de los Estados Unidos lo eligieron como su presidente.

Pues eso querían, eso tienen.

El asunto es que, en una de esas conversaciones entre mandatarios del mundo, se puso a hablar con el presidente de Ucrania, de donde mismo es Jaresko, la “macaracachimba” de las finanzas y quien es administradora de la junta de control fiscal.  En la conversación, pues le pidió que investigara al hijo de su principal contrincante político demócrata.  Algo que se le puede pedir a cualquiera, bajo la teoría republicana de manejar los negocios pero que, en asuntos gubernamentales, es una violación crasa a las leyes.

Eso puede ser considerado hasta traición, por estar involucrando a países extranjeros en los asuntos de la gran corporación.  Pero eso a Trump no le importa.  Eso esta en la misma liga de importancia que el calentamiento global que nos esta afectando a todos en el planeta.  Porque, **ño, quien en su sano juicio se puede imaginar que sale a hacer ejercicio a las nueve de la noche y el índice de calor a esa hora es de 101 grados.  Pero esas cosas son “fake news” para ese ilustre presidente.

Pero si tiene importancia para él por un asunto, esta buscando quien fue el chota, o como le llaman ellos, el “whistleblower”.  En Estados Unidos hay una ley, que yo le llamo la “Ley de protección al chota”, que en resumen lo que dice es que cualquier persona que, por conocimiento directo o indirecto, denuncie un acto de corrupción, queda protegido por las disposiciones de la Constitución norteamericana.  Dicho esto, pues el presidente, en vez de darle seguimiento o admitir que metió las patas, pues se esta dedicando a buscar quien dijo lo que él dijo.  Me imagino que, si lo descubren, será alimento de tiburones.  Ese es el sistema de gobierno de nuestro imperio.

Eso querían, eso tienen.

Después de eso, pues la presidenta de la Cámara demócrata, por fin se dignó a comenzar el proceso de residenciamiento de Trump.  En lo personal, no creo que eso vaya a ningún lado.  La razón es sencilla, el Senado es republicano y a menos que se sientan tan amenazados para continuar en sus puestos, pues no se van a arriesgar a sacar al presidente de su posición.  Hasta el momento, Trump continúa siendo un candidato fuerte para la reelección.  Y en la política, quien tiene las posibilidades de ganar, es quien atrae a los que están debajo de él.  Sólo hay una excepción.

El asunto es que no se ha visto en la gran nación norteamericana un movimiento de pueblo para derrocar a su presidente.  Se han mantenido callados, y el asunto es que, del ala demócrata no hay una organización que se pueda considerar fuerte en ese asunto.  Hay gente muy vocal, pero no se ve la fuerza detrás de ellos.  Muchas veces veo que son voces que caen en un espacio hueco.  Por si acaso, aunque sé que no les interesa, pueden tomar un curso para lograr ese propósito.

El curso se llama; “Como hacer que un gobernador renuncie”, basado en las experiencias en un país tercermundista llamado “Puerto Rico”.  En el curso pueden aprender cómo, sin disparar una bala, matar a alguien o derramar sangre (ehhh, excepto limitadas excepciones), se puede ejercer una presión brutal por parte del pueblo, por dos semanas, para que su gobernante, que fue un soberano hijo de p**a, saliera del poder, del país, y se radicara en ¿Boston?  Pero como dije, los pobladores de la gran nación, Trump les puede decir hasta “perros muertos” y le ríen las gracias.  Cualquier similitud con lo que pase en otros países, es pura coincidencia.

Ya veremos cómo se desarrolla esta semana este asunto.  Mientras Trump continúe teniendo a la supremacía blanca tras su candidatura, no le va a importar.  Mientras Trump tenga la herramienta de “Twitter”, va a hacer lo que le venga en gana, porque se comunica directamente con sus “seguidores”.  Y como dije, no veo como el sistema legislativo, a poco más de un año para las próximas elecciones, pueda hacer ese proceso de residenciamiento sin que Trump sea visto como una “vistima”.

Pero eso querían, eso tienen.

Si te gusta este escrito, puedes darle “LIKE” en uno de los botones de abajo.  Te puedes suscribir a ambas páginas, en Facebook Eso Querías, Eso Tienes y en WordPress, donde tienes que registrarte con tu correo electrónico.  Le puedes indicar a tus amigos y conocidos sobre la página www.esoqueriasesotienes.com.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.