Episodio CCLXII (262) – Y la tierra tembló

24 de septiembre de 2019

Introducción

La comida del pobre siempre viene junta.  Primero, tenemos la tormenta, que después se convirtió en depresión, se tomó una Paxil y se fortaleció y volvió a ser tormenta.  Anoche, en los preparativos para recibir lo que viniera, pues entonces tuvimos la experiencia, no muy grata, de sentir un terremoto de 6.3 en la escala Ritcher.  Hubo muchos que lo sintieron y muy pocos no lo sintieron.  Yo estuve en el primer grupo.  No creo que lo haya sentido como otra gente, que me dicen que por poco se les cae la casa y todo lo que estaba dentro de ella.  Ahora estamos en el periodo de las réplicas, así que esto no se ha acabado.

Eso querían, eso tienen.

Histeria a 40 millas por hora

A continuación, les detallo que deben hacer para prepararse para una tormenta:

  • Destapa los desagües de la casa.  Si no lo haces, vas a tener filtraciones hasta en el piso.
  • Recoge todo lo que pueda ser un proyectil con el viento.  Guarda los zafacones.  Si no lo haces, los vas a tener que buscar en Júpiter.
  • Recoge agua.  Si no se te va, te va a llegar color marrón con la excusa de que esta fortificada.  Si se te va, pues entonces, tienes que estar preparado para desarrollar músculos levantando galones y pailas de agua.
  • No vas a tener servicio eléctrico.  Si tienes planta, tienes que estar preparado con suficiente diésel, aceite y todos los suministros para que no te explote o se te “esbiele”.  Si no la tienes, además de proteger el ambiente, no vas a matar a tus vecinos por las emisiones de las cosas esas.  Si llenaste el congelador de carnes, pues ve preparando el “BBQ” para prepararlas antes de que se dañen.
  • Ya se te pasó la hora de echar gasolina al carro.  Como somos en este país, la gente se va a volver histérica llenando los tanques a última hora.
  • Compra baterías para los “flashlights”, los abanicos, los radios y hasta para las luces solares.
  • Hay que suplirse de comida de pote.  Atún, pollo, chili, espaguetis, raviolis y otras comidas “saludables” que al momento te llenan la pipa, pero a largo plazo, te tapa las venas por el sodio y los preservativos que tiene.
  • Desempolva los juegos de mesa, por si acaso.  Es recomendable si no tienes otro tipo de entretenimiento.
  • Por último, adquiere las medicinas que necesitas, si necesitan refrigeración, cómprate una neverita para mantenerlas frías.  Puedes aprovechar el hielo para enfriar cervezas y otros espíritus destilados para anestesiarte mientras pasa la tormenta.

Lo importante es que hay que estar tranquilo.  Cosas peores pueden pasar y mientras se respire, se pueden corregir y reponer las cosas.  Guárdese y sea feliz.

Si te gusta este escrito, puedes darle “LIKE” en uno de los botones de abajo.  Te puedes suscribir a ambas páginas, en Facebook Eso Querías, Eso Tienes y en WordPress, donde tienes que registrarte con tu correo electrónico.  Le puedes indicar a tus amigos y conocidos sobre la página www.esoqueriasesotienes.com.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.