Episodio CCLXXXIX (289) – Feliz Navidad

25 de diciembre de 2019

Introducción

Hoy voy a intentar hacer un episodio que sea tranquilo y espiritual.  Digo intentar porque estoy en la actitud de que, aunque la gente esta celebrando una época especial, para mí, es como cualquier día del año.  El espíritu de la Navidad en este servidor, si no esta muerto, esta en coma terminal.  Pero nada, lo que yo piense en ese particular, no importa.  Quien se disfrute la Navidad, que se la disfrute.  Yo no encuentro porque hacerlo.  Así que espero que me respeten ese punto de vista.

Eso querían, eso tienen.

Merry Christmas

No siempre he tenido esa creencia sobre la navidad.  Como todo niño, pues esperaba que llegara por los regalos, las fiestas, que siempre, todas las semanas asistía a tres o cuatro.  Las parrandas, que fueron afectadas por la criminalidad y los controles de acceso.  En ese tiempo, éramos agradecidos.  Uno pedía, pero lo que llegara estaba bien.  Obviamente, en ese tiempo no había artículos electrónicos que afectaran las capacidades sociales de nuestra sociedad.  Los regalos eran carritos, muñecas, Tonkas, bicicletas, trapos de bolas, entre otras cosas.

Pero las cosas cambiaron, y ya casi llegando a un medio siglo de vida, uno se decepciona tanto de la vida, que arrastra hasta las cosas que antes eran buenas y bonitas, y ahora son lo más corriente del mundo.  Todos los días son iguales y no hay una razón para diferenciar un día del otro.  Entonces, uno se pone a ver televisión, y todo lo que aparece es la visión norteamericana de la navidad.  Todo es Santa Clos, todo es consumismo.  En muy pocas películas y especiales presentan la razón principal por lo que se supone sea la celebración., el nacimiento de Jesús.

Las películas en la televisión lo que presentan son los adornos, los árboles, las bombillas, el comprar, comprar, comprar.  Es deprimente que nos estemos dirigiendo hacia esa cultura.  Las iglesias cada vez más vacias, ya sea porque la gente se fue, o porque la población está cambiando de creencias, o porque la población se está volviendo atea.  Pero nada, si Lúgaro, que es atea, tomó par de días libres para estar con su familia en estas festividades, pues eso es prueba de la ambigüedad e hipocresía que estamos viviendo.

Ya las parrandas no se escuchan.  Los regalos, pues cambiaron y ahora son electrónicos, los Nintendo, los Apple, los Androids, y otras porquerías que sólo pueden ser utilizadas para llenar el vacío existencial de la sociedad.  Se tenia que decir y se dijo.  Los dejo, porque ahora voy a ver una de esas películas que transmiten el verdadero espíritu de la navidad.  Die Hard con Bruce Willis en estreno, por WAPA.

Eso queríamos, eso tenemos.

Si te gusta este escrito, puedes darle “LIKE” en uno de los botones de abajo.  Te puedes suscribir a ambas páginas, en Facebook Eso Querías, Eso Tienes y en WordPress, donde tienes que registrarte con tu correo electrónico.  Puedes dar tu opinión sobre el tema discutido y puedes sugerir otros temas que pueden ser importantes a ser publicados.  Le puedes indicar a tus amigos y conocidos sobre la página www.esoqueriasesotienes.com.  Gracias por su patrocinio.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.