EPISODIO XXI

22 DE OCTUBRE DE 2018

En realidad, hoy no pensaba escribir, pero como escribí en mi idea original para el nombre de esta página, MI PAIS ES UN CIRCO. Trágicamente es así. En verdad, uno se levanta con la idea de que no puede pasar algo más incoherente de lo que ha pasado hasta ahora, cuando pasa. Tenemos un talento espectacular para ser el hazmerreír de Latinoamérica, de Norteamérica, de los países poblados y no poblados, de los cálidos y congelados. En verdad, cualquier animal de los que llamamos no pensantes hacen las cosas mejor que nosotros.

Por eso estamos como estamos.

Resumiendo. El jueves pasado una persona tuvo un accidente y misteriosamente desapareció. Lo estaban buscando por cielo, tierra, mar, cuevas, etcétera, etcétera, etcétera. Nadie sabia donde estaba. La policía utilizó todos los recursos habidos y por haber para encontrarlo. Pasó el jueves y nada. Pasó el viernes y nada. Pasó el sábado y nada. Pasó el domingo y nada. Llegó el lunes y pasó lo más improbable del mundo.

Pues resulta ser que el día de los hechos, llevaron la guagua del desaparecido a la comandancia. Nadie verificó la guagua. Pasó el fin de semana y nadie verificó la guagua. En la mañana de hoy, se le ocurre a un oficial acordonar la guagua, pero de momento, percibe un olor raro. Le da con abrir la guagua y se da cuenta de que el desaparecido, no estaba desaparecido. Estaba muerto en la parte de atrás de la unidad. En verdad que los marcianos existen, coño…

La pregunta que se hace todo el mundo; ¿nadie verifico la guagua en la escena del crimen? ¿A nadie se le ocurrió hacer ese procedimiento básico? ¿Ese es el entrenamiento de levantamiento de evidencia que se le da a quienes estén entrenados para protegernos? ¿Ese cuerpo estaba en el carro al momento del levantamiento de evidencia, o lo pusieron cuando estaba en la comandancia? Esa última pregunta es por darle el beneficio de la duda, pero es más creíble que unos extraterrestres lo sacaron de la guagua, hicieron experimentos con él, los experimentos salieron mal, y después lo devolvieron. Ahora, ¿Quién le va a explicar a la familia lo que ocurrió? No sé ustedes, pero la demanda a la policía y al gobierno de Puerto Rico viene, y en grande.

Por eso es por lo que aquí nada se esclarece. Por eso es por lo que los delincuentes aquí están por la libre. Por eso es por lo que estamos como estamos. La seguridad primero. ¡Alábalo que vive!

Aquí deben rodar par de cabezas por la ineptitud del cuerpo de seguridad, empezando por la cabeza principal que no se preocupa por mantener un cuerpo de la policía integro y que pueda hacer su trabajo como se supone. Cuando tú como supervisor, jefe, comandante o “whatever” lo que sea, no puedes hacer eso, fallaste en tu función. Esa es otra de las razones por las cuales considero que tenemos un sueldo de $250,000 botados.

Me imagino los titulares de los noticiarios internacionales cuando se enteren de las barbaridades que ocurren en este lindo, bello, e inhabitable Puerto Rico. Se van a quedar atónitos con las cosas que pasan en este terruño “protegido” por la gran corporación. La Isla del Encanto, que poco a poco, con lo que esta pasando, somos todo lo contrario. Tanto que criticamos a las repúblicas vecinas y estamos peor que ellas. Aunque ese punto se pude debatir, lo puedo explicar en otro momento. Hay que orar.

Pero eso querías, eso tienes.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.