EPISODIO XXIV.I

26 DE OCTUBRE DE 2018

Mi Universidad está sola…

Durante la noche del miércoles en un programa de televisión entrevistaron al nuevo presidente de la Universidad le preguntaron si sabía cuanto era que costaba el semestre y el crédito subgraduado en la institución que preside. Cuando uno escucha y lee la contestación lo menos que le provoca a una persona consiente y pensante es vomito y dolor de estómago.

El individuo no sabe. Le dijo al entrevistador que los créditos estaban aproximadamente a $130. ¡Wow! ¡Qué competencia! Ni siquiera sabe eso, que es básico para poder hacer un presupuesto responsable. Tú como presidente debes tener el conocimiento de cuales son tus fuentes de ingresos para poder determinar que se puede gastar y que se tiene que recortar. Pero si no sabes ni siquiera eso, quiere decir que eres un monigote de la junta que te nombró. Eso es administración básica.  Por si acaso, el crédito está a $115.

Debo admitir que fui uno de los que tuvo fe en ese nombramiento. Una persona “puertorriqueña”, que se supone que es de Caguas, que se supone estudió en el sistema de la Universidad de Puerto Rico se supone que tenga un lazo muy profundo con la institución. Debe tener un orgullo de poder hacer algo para sacar a la universidad del marasmo. Debe poner la universidad primero, por encima de los estorbos que ahora mismo están dirigiendo los destinos de la universidad. Al menos, si no puede hacer nada contra quien lo nombró, debe estar denunciando los atropellos internos y externos que están fastidiando nuestro sistema universitario.

Pero el hombre no puede hacer un presupuesto serio. El hombre no pudo hacer nada para contrarrestar a la JCF. Es una pena.

La universidad no sólo tiene unos enemigos externos y enemigos internos que están dirigiéndola. Aunque hay muchos de los trabajadores que dejan el pellejo para que la institución sobreviva, hay unos individuos e individuas que, por sus actos están perjudicando malamente las operaciones y los servicios que se brindan en la misma. La politiquería dentro del sistema es cosa mala. ¡Que mucho me dueles, estimada YUPI!

Ahora me gusta la gasolina…

Y el shaki, shaki, shaki. Cuando un atleta se destaca en algún deporte en algún lugar del mundo, los dirigentes políticos y deportivos son los primeros que se van al aeropuerto a recibirlos, tomarse fotos y decir discursos sobre lo mucho que valen para nuestra sociedad. ¡Que orgullo! ¡Yo soy boricua, pa’ que tú lo sepas! ¡Qué cosa hermosa! QUE HIPOCRITAS, **ÑO.

Un poco de historia. A principios de este cuatrienio, el gobierno le quería quitar los incentivos a unos jibaritos del área de la montaña porque no estaban de acuerdo con su funcionamiento y su dirección. Se me olvidaba, esos jibaritos juegan tenis de mesa. Entre los afectados de esa bestialidad, si lo hubieran hecho, estaban las hermanas Díaz, Adriana y Melanie y el resto de los chicos que en las últimas competencias internacionales le habían traído un montón de triunfos a la isla. Los conspiradores gubernamentales no lograron su cometido gracias a la presión de la sociedad, en ese momento.

Después de eso vinieron los Juegos Centroamericanos. Y ahí fue donde los chicos se botaron, en especial Adriana con cuatro medallas de oro. Ahí celebró todo el mundo. Ricky envió un mensaje de felicitación que fue tomado por muchos, incluyéndome, como un acto hipócrita después de lo que se mencionó en el párrafo anterior. Pero no se quedó ahí, se fue a la liga profesional y quemó la liga. Su ascenso es meteórico, y el apoyo debe ser general, pero…

Cuando ayer le solicitaron al Comité Olímpico ayuda para los pasajes para irse a la liga profesional de Europa, trancaron bandas. No se podía. ¿En serio? La presidenta que es tan vocal y mediática y tan patriota, pues no podía hacer las gestiones para conseguirle el dinero para los pasajes. Me gustaría saber cuál es su explicación para haber hecho lo que hizo. Hasta ahora no he visto ninguna reacción de su parte. Como se diría en buen español, “Shame on you”.

Entonces pasó lo inimaginable. El “Daddy Yankee, yo” de “la gasolina” y el de “no me importa que ella sea menor que yo” le hizo la aportación de los pasajes y los gastos y ahora si Adriana y su grupo pueden ir a las competencias. Así se hace patria. Pero como aquí los políticos estan para ayudar y aportar a sus “amigos del alma”, pues “such is life”. Siempre lo he mencionado, las prioridades en este país estan patás arriba. Pero no podemos esperar mucho de un sistema que es dirigido por una persona que no escucha a los que tiene que escuchar y busca la pauta y faranduleo en gente que no vale la pena.

Después critican a los artistas y a los deportistas. Desde María son los que han sacado la cara para hacer de esta isla un mejor lugar para vivir. A esos que están dando más de lo que deben, pero que se sienten con la obligación de ayudar, pues gracias. A los que se supone que estén haciendo ese trabajo y no lo hacen, gracias por nada.

Y para terminar con un asunto relacionado, a Yadiel Molina le dieron el premio Roberto Clemente de la MLB. Como diría un cronista ya fallecido, ¡que bueno es!

3 thoughts on “EPISODIO XXIV.I

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.