EPISODIO XCIII.I – Yo protesto (Parte II)

16 DE ENERO DE 2019

Introducción

En la madrugada de hoy transmitieron el programa de Jimmy Fallon.  Dicen que estuvo espectacular.  No lo logré ver porque, para los que trabajamos y tenemos que entrar en un tapón vehicular temprano en la mañana, pues estar despierto a las 12:35 de la madrugada esta bien difícil.  Tampoco tuve una noche de insomnio de esas que regularmente tengo.

Así que, si lo logro capturar durante el día, pues opino sobre eso en el episodio de mañana.  Por ahora, no creo que vaya a haber un suicidio en masa por no leer lo que pienso sobre el asunto.  Así que con calmita.

Cal-ma-di-to

Vivo en un país donde protestar es un pecado.  Bueno, se supone que no sea así, porque estamos en un sistema democrático con una libertad de expresión envidiable.  Además, estamos bajo el ala del águila de la gran corporación.  O sea, que todo el que no este de acuerdo, puede hacer una manifestación, ya sea silente o ruidosa, dependiendo lo que se busca.

También depende contra quién se protesta y cómo se protesta.  Porque hoy hubo un individuo que su forma de protestar fue amenazar a Trump.  Hay que ser anormal.  Pero no se quedó ahí, también insinuó que quería desaparecer media humanidad norteamericana.  Todo esto, según el implicado, por los abusos de la gran nación americana a Siria, Irak y otros.  El boricua es cosa mala y de momento éste cogió “guille” de Thanos y quería eliminar a los que quería con un chasquido de dedos.  Al menos, Thanos era al azar.

El pasado primero de mayo escribí la crónica que se llamó “Yo protesto” basado en las manifestaciones de ese día en contra de la Junta de Control Fiscal.  En algún momento lo puedo incluir como un episodio “Throwback”.

Si eso es lo que quieres, lo vas a tener.  Sólo tienen que pedirlo.  Ahora vamos a lo que vinimos.

Yo protesto porque los rotos de la carretera ya cumplen años.  Protesto porque ahora lo que están haciendo es marcar los boquetes como cadáveres en la carretera.

Yo protesto porque los administradores de este país están negociando para hipotecar el futuro del país por cuarenta años.

Yo protesto porque los administradores de este país están negociando para beneficiarse personalmente, aunque el pueblo se joda.

Yo protesto porque “estamos bien” pero no puedo salir tranquilo a la calle.

Yo protesto porque el gobierno esta destruyendo la universidad pública por simple y con el simple propósito de embrutecer la juventud del país y beneficiar a los “amigos del alma” con unas instituciones “sin fines de lucro”.

Yo protesto porque utilizan el término “los más vulnerables” para promover la economía del desastre, que beneficia a unos pocos.

Yo protesto porque utilizan el término “razonable” para justificar los abusos que se hacen en contra de muchos sectores laborales a los que le dan la responsabilidad de servir a la ciudadanía cobrando migajas por sus servicios.

Yo protesto porque la salud en mi país es un negocio.  Yo protesto porque un tratamiento de cáncer para una persona paga el salario de los ejecutivos de las farmacéuticas y las aseguradoras.  Los beneficiarios principales son las aseguradoras y no los pacientes, ni los proveedores.  ¡Qué bonito es ser intermediario!

Yo protesto porque no he podido bajar los 5k de 30 minutos.

Yo protesto porque los precios de lo que compramos aumentan, mientras que los salarios siguen iguales.  Yo protesto porque cada día somos más pobres y cada día tenemos una menor calidad de vida.

Yo protesto porque lo que tiene que subir, baja y lo que tiene que bajar, sube.

Yo protesto porque el que no protesta, no come.

Y por no protestar de manera continua y eficiente, es que estamos como estamos.

Eso querías, eso tienes.

Pero nada, sean felices, mi pueblo se va a olvidar de protestar y se va a ir a celebrar las fiestas de la Calle San Sebastián.  Allí celebraran, se olvidarán de las cosas que pasan en este país, se tomaran par de yardas de cerveza y las mezclas de bebidas raras que hacen por ahí.  Verán a varios fumando pitillos en las esquinas.  Si los guardias del municipio no les harán nada, pero si los ven los estatales tienen riesgo de activar la “Brigada Cumpleaños Feliz” y el “Macatón”.  Tienen que ver quien hace la intervención.

Como en San Juan van a cerrar temprano, pues entonces, continúan la fiesta en el otro lado del muelle.  Se van a Cataño y se sueltan como gabete.  ¡Alábalo que vive!  Lo mejor está por venir.  El lunes cuando se acaben oficialmente las fiestas vamos a volver a lo mismo, aunque puede ser peor.  Aunque también puede ser mejor.  Esa es la esperanza.

Si te gusta este escrito, puedes darle “LIKE” en uno de los botones de abajo.  Te puedes suscribir a ambas páginas, en Facebook Eso Querías, Eso Tienes y en WordPress, donde tienes que registrarte con tu correo electrónico.  Puedes comentar sin problemas sobre el contenido de los episodios.  Dale “SHARE” a la página para que así otros puedan tener contacto con ella.  Le puedes indicar a tus amigos y conocidos sobre la página www.esoqueriasesotienes.com.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.