EPISODIO CVIII – Estimado Ricky (Parte IV)

5 DE FEBRERO DE 2019

Introducción

Estimado Ricky, voy a poner esto en otro episodio, porque tú, que perteneces a esta generación milenial, no les gusta leer documentos que tengan más de cuatro párrafos, y estoy siendo generoso.  Ustedes son la generación de los “tweeter” y los 140 caracteres (¿o son 160?).

Es más, esta herramienta dice cuanto se supone que te tardes en leer cada uno de los episodios.  El problema es que cuando dice; “tiempo de lectura estimado: 3 minutos”, se tardan 6 minutos.  Y ya cuando van por el cuarto no les interesa el mensaje.  Así que los próximos van a ser episodios cortos, pero espero que sean lo suficientemente contundente para que me entiendan.

Pues eso es lo que quieren, eso es lo que van a tener.

Orona

Este pasado fin de semana, tu principal asesor legal, que se supone que sepa las consecuencias que pueden tener los actos de irresponsabilidad que puede cometer un ser humano, pensó que era Superman y que podía conducir borracho como tuerca, y que no le pasara nada.  ¿Pues sabes qué?  Le pasó algo y por poco se lleva a dos o tres en volanta.   Y eso, que es abogado.

Me imagino que tomó como ejemplo el caso de Somoza para hacer lo que le diera la gana en la carretera.  Después de todo, a Somoza no le pasó nada.  Así que hay gran posibilidad de que a él no le ocurra.  Como son las cosas en este país, no me asombraría nada.

El hombre dio en la prueba de alcohol un .18%, cuando el limite legal es .08%.  ¿Sabes qué, estimado Ricky?  El hombre tuvo que tener haberse metido al sistema una cantidad bestial de cerveza, ehhh, no, eso es muy barato.  Tuvo que haberse metido al sistema whiskey, vodka, vino, y hasta la madre de los tomates.  Eso tomando en consideración que la prueba se la hicieron una hora y media después del accidente y que el voluminoso cuerpo del hombre se supone que una tiene resistencia superior.  En resumen, tuvo que haber bebido como para tener un .30%, fácil.

Estimado Ricky, me imagino que este accidente de un asesor tan cercano te dio un “deja-vu”.  Algo así como veinte años atrás.  No sé.  El caso es que en cuanto ocurrió el incidente, Orona recogió los bártulos y se fue.  Muchos dicen que fue por el accidente, pero yo no estoy muy seguro de eso.  Es más, yo pienso que tu querido amigo vio la oportunidad de abandonar el barco y se fue sin pensarlo.  Me imagino que pensó lo siguiente; “ahí te dejo ese desastre, arréglatelas como puedas”.

Estimado Ricky, tienes que recordar que Orona, al igual que a ti, les encanta el faranduleo.  Recuerdas después del huracán, que él participaba en todas las estaciones de radio para dar información de lo que se supone que se estaba haciendo.  Muchas veces no era correcta, o estaba incompleta.

Fue con todos y cada uno de los entrevistadores que le daban foro.  Fue a programas matutinos y era el “delivery boy” de los desayunos para los componentes de dichos programas.  Tuvo mucha exposición en una labor que se supone que le correspondía a otra persona que nunca dio cara, ni siquiera cuando tuviste que salir de ella.  Bea, 1, Ricky, 0.

Estimado Ricky, ¿recuerdas por qué Orona dejó de hablar y desapareció?  No había ser en el mundo que lo encontrara.  Ninguno de esos medios de comunicación a los que le encantaba ir, lo encontró.  A ninguno le dio una entrevista.  ¿Recuerdas por qué fue?  Te puedo ayudar en par de asuntos.

Primero, cuando le cuestionaron su relación con el contrato de “Whitefish”.  En el preciso momento que alguien le preguntó que, si él era el asesor legal principal de la Fortaleza, pues entonces, él tenia que haber visto el contrato y haber consentido o recomendado en su firma.  Después de ese primer cuestionamiento, empezó a desaparecer como cuando Thanos dio el chasquido de dedos con el guante con todas las gemas del universo.

Ya no aparecía en los programas matutinos, no daba entrevistas y no llevaba desayunos.  Pero ahí no quedó la cosa.

Par de semanas después, explotó el lio de hostigamiento sexual en el departamento de turismo.  Por casualidad, a una de las personas a las que le comunicaron sobre la situación fue a Orona.  ¿Qué hizo con este asunto?  Nada.  Nadie quiere pensar el que familiares de él estuvieran trabajando en esa agencia con su anterior director, hubiera afectado el juicio y su deber sobre el asunto.  Nada que el nepotismo legal dentro de las estructuras del Estado Libre Asociado de Puerto Rico no pueda resolver.

Estimado Ricky, ¿sabes qué?  Mucha gente voto por ti por pendeja.  Pero hubo unos que votaron por ti porque prometiste un cambio en lo que era la administración pública.  Prometiste un cambio de gobernar para todos y no para unos cuantos.  ¡Boricua, ahora es!  Algo así era tu “slogan” de precampaña.  Se lo quitaste a los independentistas y lo mejor de todo fue que ellos te lo aplaudieron.

Pero el resultado de tu gestión, estimado Ricky, ha sido lo mismo de gobernadores anteriores.  Has sido una extensión de tu padre cuando dices que nunca sabes nada.  Has sido una extensión de tu padre cuando pides las pruebas para tomar acción contra un componente de tu gabinete.  Se te han ido más de cuarenta miembros por incompetentes o por revoluces que dentro de su inexperiencia han formado.

Y tú, estimado Ricky, no has podido lidiar con esas situaciones.  En vez de corregirlas, las empeoras.  Pretendes dejarlas correr y que se arreglen solas.  No tomas acción.  No sé si es porque no quieres tener problemas con esos grandes amigos y personal de confianza que tienes.  No sé si es que, si tomas alguna acción, puedan sacarte asuntos que no quieras que salgan a la luz.  No sé.

Pues eso queríamos mis hermanos, eso tenemos.  Y no logre escribir poco en este episodio.

Si te gusta este escrito, puedes darle “LIKE” en uno de los botones de abajo.  Te puedes suscribir a ambas páginas, en Facebook Eso Querías, Eso Tienes y en WordPress, donde tienes que registrarte con tu correo electrónico.  Puedes comentar sin problemas sobre el contenido de los episodios.  Dale “SHARE” a la página para que así otros puedan tener contacto con ella.  Le puedes indicar a tus amigos y conocidos sobre la página www.esoqueriasesotienes.com.

One thought on “EPISODIO CVIII – Estimado Ricky (Parte IV)

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.